La venganza de Lewinsky

Compartir:
La becaria de Bill Clinton produce la serie sobre su relación sexual en el despacho oval

Texto de Francescpeirón para La Vanguardia

Monica Lewinsky, la becaria más famosa de Estados Unidos, a la que con 22 años se convirtió en la villana de la historia cuando no era más que el eslabón débil frente a la superioridad del presidente Bill Clinton, ha decidido hacerse cargo de su propia narrativa.

“Esto no es un problema sólo mío. Gente poderosa, a menudo hombres, se aprovechan de los subordinados de innumerables manera todo el tiempo”, escribió Lewinsky, hoy de 46 años, en una reciente carta a la revista Vanity Fair. En su misiva explica por qué se ha implicado como productora en la realización de un telefilme por capítulos sobre sus desventuras en la Casa Blanca.

Beanie Feldstein interpretará a Lewinsky en la versión de una nueva entrega de ‘American crime story’

Quiere dar su punto de vista, cansada de que sean otros los que la demonicen por lo que ocurrió en los años noventa en la sala oval.

Su carta llegó justo después de anunciarse hace unos días que Ryan Murphy, autor para FX de las series American crime story, regresará en el 2020 con otra entrega, esta vez centrada en el escándalo sexual que marcó la presidencia Clinton. Será la tercera entrega de este exitoso sello. Le precedieron la dedicada al caso O.J. Simpson, estrella de fútbol americano y actor al que absolvieron de la muerte de su exesposa y su amigo, y el asesinato de Gianni Versace

Imagen de la mujer que es hoy Monica Lewinsky
Imagen de la mujer que es hoy Monica Lewinsky (Ian West / GTRES)

En la configuración del elenco está decidido que Beanie Feldstein interpretará el papel de Lewinsky, mientras que Sarah Paulson se pondrá en la piel de Linda Tripp, la funcionaria amiga de la becaria que entregó a la acusación las conversaciones grabadas a su colega en las que desvelaba detalles de su relación con el presidente. Annaleigh Ashford hará de Paula Jones, antigua empleada estatal de Arkansas, que denunció por acoso a Clinton cuando él ejercía de gobernador.

Todavía no se ha dicho quienes interpretarán a los Clinton.

Para la inspiradora, el proyecto, supone la oportunidad de desmontar que este asunto se conociera injustamente como “el escándalo Monica Lewinsky”.

Estos últimos años se ha atrevido a salir del armario de la vergüenza para tratar de cambiar los conceptos erróneos y en Impeachment: american crime story ha encontrado una herramienta de alta capacidad de difusión.

El impeachment o procesamiento estuvo a punto de costarle la presidencia a Bill Clinton (1993-2001). No por su abuso de autoridad, sino porque mintió bajo juramento sobre lo que había ocurrido en la mansión que simboliza la autoridad mundial.

Murphy tenía la intención de adaptar el libro sobre este asunto que en 1999 publicó Jeffrey Toobin, autor también del volumen en que se basó el caso Simpson. Sin embargo, el productor comprendió que no podía sacar adelante esa idea sin la colaboración real de la principal protagonista. Murphy se encontró en una fiesta de Hollywood con Lewinsky y se lo planteó.

“Nadie debe explicar su historia más que tú, sería un asco si lo hicieran otros”, remarca Lewinsky en su misiva. “Deberías ganar todo el maldito dinero”, le dijo.

“Dudé –insiste ella– y sinceramente me daba un poco de miedo, pero entendí que él daba voz a los marginados en su trabajo”.

Texto de Francescpeirón para La Vanguardia