Las mexicanas retoman las calles para denunciar la violencia machista

Compartir:

Las mexicanas retomaron este domingo las calles para conmemorar un año de #NoNosCuidanNosViolan, protesta que denunció abusos sexuales de la Policía de Ciudad de México y despertó un movimiento feminista contra el machismo de Estado.

En una manifestación que incluyó choques con los agentes, pintadas a monumentos y petardos que hirieron al menos a una policía, cientos de mujeres marcharon en la capital para denunciar la impunidad y la violencia machista, que se ha agravado con el confinamiento de la pandemia.

«La Policía no me cuida, me cuidan mis amigas», fue el grito con el que 10 mujeres iniciaron la marcha en el Ángel de la Independencia, el monumento más emblemático del Paseo de la Reforma, la avenida principal de la urbe.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de Ciudad de México desplegó 1.870 policías y cientos de ellos encapsularon a las mujeres cerca del monumento, que permanece cercado por el vandalismo que sufrió en los disturbios de hace un año.

Pero esto no detuvo al contingente, dentro del que había víctimas de abuso sexual.

«Yo fui violada y cuando quise denunciar me dijeron que había sido mi culpa, y ahorita ya no me duele, pero en ese momento me destrozó, y quiero que cualquier mujer tenga el ‘yo te creo’, por eso estoy aquí, a mí no me paga nadie, yo soy una mujer de la periferia», contó a Efe una de las manifestantes, que prefirió omitir su nombre.

ANIVERSARIO DE IMPUNIDAD

La manifestación de este domingo conmemora la del 16 de agosto de 2019, cuando dañaron estaciones de transporte público, destrozaron negocios y vandalizaron monumentos históricos, como el Ángel de la Independencia.

En esa ocasión protestaron tras reportarse tres casos de violaciones de mujeres, una de ellas menor de edad, por parte de policías de Ciudad de México.

Aunque en ese entonces despertó críticas por tachar la marcha de «provocación» y por la represión, ahora la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, presumió un protocolo trabajado con la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México.

«Siempre hemos sido mujeres que creemos en los derechos de las mujeres y siempre hemos luchado por los derechos de las mujeres, y estamos actuando hoy como servidoras públicas, defendiendo los derechos de las mujeres», aseveró por la mañana.

Pero las manifestantes cuestionaron el compromiso del Gobierno a su paso por las principales vialidades de la ciudad, como Reforma, Insurgentes y la Glorieta de la Palma, donde arrojaron volantes con rostros de presuntos agresores y casos sin resolver.

También denunciaron la impunidad en el feminicidio de María de Jesús Jaimes, estudiante del Instituto Politécnico Nacional (IPN) asesinada en 2016.

La tensión se elevó frente al monumento a Cuauhtémoc, donde hubo estallidos y policías forcejearon con mujeres que intentaban pintar la estatua del antiguo emperador indígena.

“Temo por mí, temo por todas, quiero contribuir un poco al menos en la medida de mis posibilidades y de mis conocimientos a que el futuro sea mejor para mí, para todas nosotras y para las que vienen», relató otra activista, quien omitió su identidad por temor a represalias.

PANDEMIA DE VIOLENCIA

La violencia machista es uno de los principales reclamos de las mujeres mexicanas, incluso en el contexto de la pandemia de COVID-19.

En la primera mitad del año, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) contabilizó 489 feminicidios, un 9,2 % más que los 448 del mismo periodo del año anterior.

En 2019, el SESNSP registró 1.012 feminicidios, como catalogan las autoridades a los asesinatos por violencia de género o machista.

Además, reportó 2.862 homicidios dolosos de mujeres el año pasado, aunque el mes con más víctimas de los últimos cinco años ha sido abril de este año, cuando contabilizó 264 en el primer mes de confinamiento total por el brote de COVID-19.

En tanto, el primer mes de la llegada del coronavirus al país, marzo, coincidió con el máximo histórico de llamadas de emergencia por incidentes de violencia contra la mujer, un total de 26.171.

Por esa razón, las manifestantes de este domingo tomaron su cubrebocas para salir a la calle pese al coronavirus.

«Me interesa que se haga visible que no hay respeto a las mujeres y más en esta pandemia porque, si no hacemos que nos vean, se va a venir abajo el movimiento», opinó una de las protestantes.

Deja un comentario