¿Por qué la incidencia de melanoma ha aumentado al doble desde que el uso de los protectores solares se hicieron populares?

La pregunta que uno se hace es ¿Qué tan alto debe ser el Factor de Protección Solar? ¿Qué  significa amplio espectro? ¿Son todos los ingredientes de los protectores solares igualmente efectivos? ¿O igualmente seguros?

O quizá la pregunta que más asusta: ¿Por qué la incidencia de melanoma, el más mortal de los cánceres de piel, ha aumentado al doble desde que el uso de los protectores solares se hizo populares?

 Primero, algunos hechos relacionados con el sol y los actuales protectores solares. Hay dos tipos de rayos solares: los cortos llamados UVB que causan quemaduras y cáncer de piel y los largos llamados UVA que causan cáncer de piel y arrugas. La clasificación numérica SPF (Factor de Protección Solar), refleja la extensión de la protección contra estos rayos. Mientras más alto el valor de SPF, más tiempo se puede quedar una persona en el sol sin quemarse.

La clasificación de SPF fue realizada en base a la aplicación de capas bastante gruesas del protector solar, y la cantidad que las personas actualmente se están aplicando es con frecuencia un cuarto a la mitad de las cantidades aplicadas en las pruebas que hacen los fabricantes. Un adulto en un traje de baño debe aplicarse unas tres cucharadas de la loción o crema en todo su cuerpo.

Los rayos UVA representan más del 95% de la radiación solar que llega a la tierra. Sin embargo, los productos etiquetados como “amplio espectro” proveen protección similar para los rayos UVB y UVA.

Al momento de escoger los bloqueadores solares, es mejor elegir los que estén etiquetados como “amplio espectro” y que tengan una clasificación SPF de 30 a 50. No hay evidencias que una clasificación mayor de 50 ofrezca una mayor protección. Hay que aplicarse el protector solar antes de exponerse y reaplicarse dos horas después, puesto que pierde su efectividad con el tiempo. Aún si la etiqueta dice que el bloqueador es resistente al agua, hay que asegurarse de reaplicarse después de nadar o de sudar en exageración.

El aumento de la aparición de los melanomas ha llevado a temer que los bloqueadores en realidad causen este cáncer mortal. Pero hay explicaciones razonables. Los bloqueadores solares han permitido que la gente se exponga más tiempo a la radiación UVA. Y muchas, si no la mayoría de las víctimas de melanoma, fueron dañadas mucho antes de que los bloqueadores se hagan populares. El hecho de que una persona haya tenido una historia de quemadura por el sol en el pasado, es ya un factor de riesgo para este cáncer (la piel tiene una memoria genética para las quemaduras por el sol); cinco quemaduras por el sol por década, aumenta el riesgo de cáncer por tres.

Otra razón para el aumento en el diagnóstico de cáncer de piel es el hecho de que la búsqueda y detección de cáncer han mejorado en las recientes décadas.

Con relación a los ingredientes, los expertos recomiendan los productos con titanio micronizado o con óxido de Zinc como los bloqueadores solares más efectivos. En base de estudios en animales, existe cierta preocupación de que el ingrediente más popular en los protectores solares, oxibenzona, puede alterar las hormonas naturales, pero la evidencia científica es escasa. Otro químico, el Retinil Palmito, que algunas veces aparece en la lista de ingredientes inactivos, ha sido ligado a cáncer de piel en estudio de animales. Debe ser evitado por las mujeres embarazadas o buscando el embarazo puesto que se convierte en un componente que puede causar defectos congénitos. Aunque se necesitan más estudios sobre estos posibles riesgos, se ha visto que los beneficios probados de los protectores solares sobrepasan cualquier riesgo.

El mejor consejo para prevenir el daño UV es permanecer alejado del sol al mediodía y cubrirse con ropa, un sombrero y si es posible un paraguas durante el resto del día aún si este nublado. Las nubes no bloquean los rayos dañinos. La radiación ultravioleta se refleja en la arena y el agua (rebotan), intensificando la exposición.

La ropa corriente provee un buen escudo de protección del sol cuando esta seca, pero ofrece poca o ninguna protección si esta mojada.