Location Intelligence: ¿Qué es, para qué sirve y cómo la puedo implementar?

Compartir:

En 1854, en Londres se dio el brote de cólera más siniestro de la historia inglesa. En busca de respuestas, un médico llamado John Snow (no, no el de Game of Thrones), pensando que las fuentes de agua comunitarias tenían algo que ver, marcó en un mapa la posición de cada fuente y el domicilio de cada víctima de cólera. Su descubrimiento fue revelador: 7 de cada 10 muertes se habían producido por tomar agua de un pozo en particular que estaba contaminado. Localizando en un mapa datos que ya existían, este médico se las arregló para inventar la epidemiología y presentarnos el primer caso de Location Intelligence de la historia moderna, todo en un sólo paso.  

Pero, ¿qué es la Location Intelligence?. La LI o inteligencia de localización, es la capacidad de generar, de analizar y de visualizar datos geográficos para identificar relaciones que a simple vista no son evidentes. ¿Y cómo se puede usar? De infinitas maneras: las aplicaciones de Location Intelligence, de la mano de tecnologías sinérgicas como el Internet of Things y la Big Data, permiten un sin fin de aplicaciones tanto en el ámbito público como en el privado. Un estudio reciente de Forrester Research concluyó que una de las tecnologías con mayor proyección a futuro es la de herramientas y plataformas de análisis geoespacial. No es de extrañar entonces, que algunas de las empresas con mayor crecimiento a nivel mundial en años recientes sean empresas de Location Intelligence, como la española CARTO o la estadounidense Mapbox, por nombrar algunas.


Mapa de cólera de Jon Snow

Location Intelligence en el mundo real

De la mano de CARTO y de Mapbox, ciudades como México DF y Nueva York han generado plataformas de Location Intelligence para hacer gestión y seguimiento de todo el metabolismo de la ciudad. Esto les permite tomar decisiones en tiempo real sobre aspectos tan variados como el tránsito vehicular, la gestión de la basura, y la logística y la seguridad de grandes eventos públicos.

En el ámbito privado no sólo se trata de descubrir relaciones no evidentes, sino también de utilizar este conocimiento para tomar decisiones de negocio. Novedosos campos como el Geomarketing, o el Indoor Mapping están revolucionando la forma en que las empresas se relacionan con sus clientes y a su vez la forma en que los clientes se acercan, interactúan y consumen diversos productos. Hoy por hoy, con Location Intelligence es posible decidir cuál es el mejor sitio de una ciudad para colocar una nueva franquicia o bien saber cuál es el recorrido que hacen los usuarios dentro de un centro comercial: qué ven primero, dónde pasan más tiempo y qué ignoran.

¿Y cómo empleo yo, un ciudadano “de a pie”, este tipo de tecnologías?

No todo es algoritmos indescifrables y programación. Si bien es necesario tener algún conocimiento de análisis espacial para implementar estas tecnologías, está claro que la simplicidad y la claridad son fundamentales al momento de visualizar todo tipo de información. Esto lo tienen claro gigantes como Uber y pequeños como Instamaps, que han desarrollado, cada uno por su lado, poderosas pero sencillas herramientas de visualización donde podemos cargar nuestros propios datos geográficos y explorarlos con herramientas libres y tecnología de punta.

En el caso de Instamaps, se pueden crear mapas en la web, hacer análisis sencillos y compartirlos fácilmente. Mientras que Uber, ha desarrollado una herramienta web llamada kepler.gl, que permite realizar algunos análisis sobre un visor de calidad impactante.

Si algo es cierto es que la Location Intelligence ha llegado para quedarse. Lo que hizo John Snow lo podemos hacer hoy nosotros para hacer más sustentables y seguras nuestras ciudades o para hacer crecer nuestro negocio. ¿Qué uso piensas que le puedes dar a la Location Intelligence en tu vida profesional?

kepler.gl

Carto: https://carto.com

Mapbox: https://www.mapbox.com

Instamaps: https://www.instamaps.cat/#/

kepler.gl: https://kepler.gl