La pandemia de COVID-19 ha llevado a los consumidores a comprar con mayor frecuencia a través de internet, pero el gasto total a través de ese canal ha descendido, según muestra un sondeo publicado este jueves por la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

La encuesta, entre consumidores de Brasil, China, Alemania, Italia, Corea del Sur, Rusia, Sudáfrica, Suiza y Turquía, indica que un 49 % de los encuestados ha aumentado sus compras online, mientras que un 58 % usan más la red como entretenimiento y un 51 % como medio de información.

El crecimiento de las compras por internet ha sido especialmente destacado en China, donde un 78 % de los sondeados dicen haber aumentado su consumo en la red, y también ha habido notables alzas en Turquía (65 %), Corea del Sur (58 %) y Brasil (55 %).

El aumento de las compras online fue ligeramente mayor entre mujeres (51 %) que en hombres (49 %), y la franja de edad donde el crecimiento fue más alto, hasta el 57 %, fue la de consumidores de entre 35 y 44 años.

Por tipo de compras, donde el número de las compras aumentó en mayor medida, por encima del 50 %, fue en cosméticos y productos de cuidado personal, entretenimiento digital, alimentos y bebidas, moda y accesorios, fármacos y libros, señaló la investigación de UNCTAD.

Pese a todo ello, el gasto general en todos los sectores parece haber descendido, especialmente en compras ligadas al turismo (reservas de hotel, viajes en avión), con un descenso del 75 %, mientras que la adquisición en la red de muebles y productos para la casa bajó un 53 %.

La aparente contradicción entre el aumento del consumo y el descenso del gasto se explica con otro hallazgo del sondeo, ya que el 62 % de los encuestados dijo haber pospuesto las compras grandes online.

Además, un 60 % optó por viajar dentro de su país en lugar de hacerlo en el extranjero, y un 40 % dijo enfocar sus adquisiciones en bienes esenciales tales como alimentos o bebidas.

«La COVID-19 ha acelerado el cambio hacia un mundo más digital, y esto tendrá efectos duraderos incluso cuando la economía mundial comience a recuperarse», analizó el secretario general de UNCTAD, Mukhisa Kituyi, al publicarse el sondeo.