Los ingresos por ventas del gigante tecnológico chino Huawei aumentaron un 9,9 % interanual en los tres primeros trimestres de este año hasta los 671.300 millones de yuanes (100.430 millones de dólares, 85.090 millones de euros), anunció hoy la compañía en un comunicado.

Huawei, que no cotiza en Bolsa, agregó que su margen neto de beneficios aumentó un 8 % en ese periodo.

Según la empresa, estas cifras «cumplen, en general, con las expectativas» puestas para los nueve primeros meses del año.

Huawei está tratando de afrontar el veto que el departamento de Comercio de EE.UU. impuso desde el pasado 15 de septiembre a los proveedores de chips globales de la empresa que emplean tecnologías estadounidenses en su desarrollo o su producción, que se suma a las restricciones anunciadas por diferentes países para acceder a contratos de la empresa para el despliegue de la tecnología 5G.

El presidente rotatorio de Huawei, Guo Ping, aseguró a finales de septiembre que la compañía está aún valorando el impacto del veto estadounidense, y que la «batalla para sobrevivir» es ahora su objetivo principal.

«Mientras el mundo trata de lidiar con la covid, la cadena de suministro global de Huawei ha tenido que afrontar una gran presión, y su producción y operaciones han atravesado cada vez más dificultades. Trataremos de hacer todo lo posible para encontrar soluciones, salir adelante y sobrevivir», acotó hoy la firma.

En el futuro, Huawei va a intentar «aprovechar sus puntos fuertes» en Inteligencia Artificial, operaciones en la nube, servicios computacionales o en tecnología 5G para «ofrecer soluciones que se adapten a varios escenarios», indicó la tecnológica.

«Queremos ayudar a las empresas a hacer crecer sus negocios y ayudar a los gobiernos a impulsar sus industrias», agrega la nota.

Por último, la firma asegura que «el desarrollo rápido y saludable de la industria de las tecnologías de la información dependerá de la colaboración y la confianza mutua» y que «Huawei seguirá trabajando estrechamente con sus socios globales para crear valor añadido a sus clientes pese a la compleja situación».

Hasta el momento, Washington no ha dado muestras de que vaya a suavizar la guerra contra Huawei tras haberla extendido recientemente a otras tecnológicas chinas como ByteDance, desarrolladora de la aplicación TikTok o Tencent, propietaria de la red social y de mensajería WeChat (el WhatsApp chino).

En 2019, el beneficio neto de la compañía resistió en positivo al envite del conflicto entre Pekín y Washington y se elevó un 5,6 %, aunque se trató del menor ritmo en este indicador desde 2016.