La región de Madrid, la más afectada de España por la segunda ola de covid-19, aplicará desde las 22 horas de este viernes (20 GMT) las restricciones de entrada y salida de personas de la capital de España y otros grandes municipios establecidas por el Ministerio de Sanidad para contener la epidemia, aunque rechazadas y recurridas judicialmente por las autoridades madrileñas.

El recurso, presentado en la Audiencia Nacional, argumenta que esto supone una «agresión» e «invasión» de sus competencias y solicita la suspensión cautelar de la norma que regula tales restricciones.

Sin embargo, el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, aseguró hoy en Bruselas que la orden ministerial respeta las competencias autonómicas de Madrid y justificó las medidas por razón de la «extraordinaria gravedad» de la situación epidémica en esta región.

El Gobierno central y 12 de las 17 regiones españolas acordaron el miércoles pasado endurecer las limitaciones de movilidad en todos los municipios de más de cien mil habitantes con al menos 500 casos nuevos de coronavirus por 100.000 pesonas, más de un 10 % de positivos en pruebas PCR y una tasa de pacientes de covid-19 en unidades cuidados intensivos (ucis) superior al 35 % de su capacidad total de camas.

Estas circunstancias se dan, por ahora, en la capital y otros nueve grandes munIcipios de la región de Madrid, que suman 4,78 millones de habitantes.

MADRID, A LA CABEZA EN CONTAGIOS

España sumó el jueves 9.419 nuevos contagios de coronavirus, de los que 3.715 se confirmaron en las 24 horas anteriores, hasta 778.607 casos desde que comenzó la pandemia y 31.973 fallecidos.

Según el informe diario del ministerio de Sanidad, Madrid acumuló un 34 % de las nuevas infecciones (3.227) y confirmó 1.206 positivos el miércoles.

Madrid está a la cabeza entre las regiones españolas por incidencia, con 695,91 casos de media por cien mil habitantes, con prevalencia especialmente alta en barrios del sur de la capital y grandes localidades limítrofes, mientras que la media de España es de 274,8, la más alta en Europa.

A continuación se sitúan las regiones de Navarra (681,9), La Rioja (442,9), Castilla-La Mancha (408,4), Murcia (389,6) y Aragón (366,8).

En cuanto a positivos PCR, también Madrid registra la tasa más alta, un 18 % (a 28 de septiembre), seguida de Murcia (12,5 %), Castilla-La Mancha (11,2 %), Navarra (10,7 %) y Aragón (10,3 %).

En el caso de las ucis, la ocupación por pacientes de covid-19 es del 18,1 % en el conjunto de España, con un máximo del 42,12 % en Madrid.

SIN CONSENSO

Las autoridades madrileñas consideran que tal acuerdo carece del consenso «legalmente necesario» y, por tanto, de validez jurídica, ya que hubo cinco regiones que rechazaron esas normas -incluida Madrid- y porque el Gobierno español hace una «utilización torticera» del Consejo Interterritorial de Salud, donde fueron acordadas.

El gobierno regional de Madrid, formado por conservadores y liberales, argumenta que es la administración sanitaria competente en este caso y que restringir la movilidad supondrá un grave perjuicio para la economía, ya muy dañada por los efectos de la pandemia.

También cree que esas limitaciones son más propias del estado de alarma, una figura constitucional que debe declarar el Consejo de Ministros y que ya estuvo vigente entre medidados de marzo y de junio pasado en toda España, durante lo más duro de la epidemia, con prórrogas sucesivas avaladas por el Parlamento.

La resolución ministerial de Sanidad establece también un número máximo de personas en reuniones privadas y públicas y reduce el aforo de lugares de culto, establecimientos comerciales, de hostelería y deportivos.