Mohamed Morsi, el primer presidente de Egipto electo de manera democrática, murió en un juzgado egipcio este lunes, de acuerdo con informes de la televisión pública de Egipto.

Morsi, de 67 años, ganó la primera elección presidencial libre en 2012, pero fue removido del poder un año después por un golpe militar. Se le juzgaba por cargos de espionaje cuando se desmayó y murió, dijo la televisión egipcia.

Morsi, un alto líder de la Hermandad Musulmana, fue electo después del levantamiento de la Primavera Árabe. La Hermandad, un movimiento islamista en operación desde hace noventa años, fue fundado en Egipto. Después de que Morsi fue depuesto en 2013, se le condenó en distintos juicios politizados organizados por el nuevo gobierno apoyado por  los militares. Desde entonces estuvo en prisión. El nuevo gobierno también ha proscrito la Hermandad Musulmana, al denominarla un grupo terrorista.

Publicada en The New York Times