Al ser la Laguna Concepción un área protegida y una Unidad de Conservación del Patrimonio Natural, nadie puede contaminarla, es a raíz de ello que guardaparques del lugar observaron que había una mortandad de peces y reptiles en dicho lugar. Por lo tanto, se hizo la toma de muestra y suelo en agosto y septiembre, donde se vio que hay una alta concentración de fosfato de sodio, con una concentración máxima de 1mg/litro.

Por ende, viene hacer la causa de la mortandad de peces y reptiles, a lo que se suma la muy poca agua que se tiene en la laguna por la sequía que hay en el departamento. También existe una alta concentración de fosfato de sodio.

Para certificar se hizo una segunda inspección y se tomaron muestras, y los resultados arrojados fueron que ninguno de los afluentes que alimenta la laguna Concepción tenían niveles elevados de fosfato de sodio.

“Se llegó a la conclusión de que hay varias colonias menonitas, las cuales tienen cultivos agrícolas extensivas. El estudio técnico determinó de que estos niveles de fosfato de sodio han sido un proceso acumulativo a lo largo del año que ha llegado a la laguna, por ser una parte más baja de la zona, por ello no se puede determinar culpables”, afirmó el director de Áreas Protegidas de la Gobernación, Juan Carlos Añez.

Cabe mencionar que los niveles de agua actualmente en la laguna Concepción son tremendamente bajos, lo que nunca se había visto en 18 años esto a raíz de la sequía y el cambio climático.

Fuente: Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz