El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015), que este martes presentó su renuncia como senador, reconoció a Efe que no le sorprendieron los resultados de las elecciones celebradas este domingo en Bolivia, país cuyo litio «genera mucha ambición por ahí».

«(Bolivia) tiene desafíos en pila (muchos) y uno de los peores es que es una potencia en litio, que es el combustible del futuro y eso genera mucha ambición por ahí», señaló tras despedirse de la Cámara Alta.

Sobre la jornada electoral en Bolivia, que ganó Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Evo Morales, dijo no sentirse sorprendido.

«El candidato que llevaba el MAS tiene un hondo prestigio en el pueblo boliviano. Es responsable de 15 años de buen desarrollo económico en un país que pegó un salto importante y la gente se lo ha reconocido. A mí no me sorprendió», indicó Mujica, que coincidió durante su Presidencia con uno de los mandatos de Morales (2006-2019).

A su salida de la sesión extraordinaria de la Cámara Alta, en la que renunció a su escaño y antes de abordar su automóvil, Mujica se detuvo unos instantes para comentar a Efe que, aunque algunos dicen que el de hoy «fue un hecho histórico» por su adiós y el del también expresidente Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), él diría «de historieta, la historia es un poco más complicada».

No obstante, reconoció que en la jornada hubo «un puñado de recuerdos y de nostalgia, de gente muy valiosa que ya no está acá».

Sobre el que será su primer día sin actividad institucional en mucho tiempo, solamente rio y dijo ante la jornada lluviosa en Montevideo: «El día de mañana probablemente salga el sol».

A pesar de esa broma, Mujica indicó que siempre está «dando vuelta a las ideas y tratando de transmitir». «Eso no lo puedo parar y va a seguir así», manifestó.

La salida de Mujica del Palacio Legislativo estuvo acompañada por aplausos, gritos e incluso llanto de varios empleados de la institución.