El asesor electoral para Bolivia del sistema de Naciones Unidas, Luis Martínez Betanzos, aseguró que el padrón electoral del país es de muy alto nivel y plenamente confiable.

«El padrón en Bolivia es de muy alto nivel, es un padrón permanente donde se habilita, se inhabilita y se depura de forma permanente a lo largo del año», dijo el experto electoral, en entrevista con ATB.

Recordó que el padrón del país es biométrico, lo cual garantiza de «forma absoluta» un solo registro de cada ciudadano para que pueda votar en las elecciones.

Es decir, «un ciudadano un voto es lo garantiza el padrón electoral que ya se presentó, que es de muy alta calidad, que ya tuvo sus auditorías tiempo atrás y que una vez uno coteja y la compara con otras bases de datos del país (se) ve que tiene la misma tendencia de crecimiento geográfico», enfatizó.

Entonces, «es totalmente confiable, nosotros no tenemos ninguna duda de que Bolivia tiene un padrón moderno y preparado para estas elecciones», agregó.

Los bolivianos volverán a acudir a las urnas el próximo 18 de octubre para elegir a sus nuevas autoridades nacionales, sin embargo, mientras se acerca el día de las elecciones, el Movimiento Al Socialismo (MAS) insiste en poner en duda la transparencia del proceso electoral.

Incluso, el 1 de octubre, el dirigente minero afín al MAS, Orlando Gutiérrez, advirtió con pasar de la resistencia a la toma del poder «a buenas o malas» ante el mínimo intento de «fraude» en las elecciones.

El dirigente cocalero y candidato a senador por el MAS, Andrónico Rodríguez, también aseguró que, si se registra alguna irregularidad, «el pueblo boliviano, en las calles, recuperará el poder».

Asimismo, el propio candidato a la presidencia por el MAS, Luis Arce, en varias oportunidades, afirmó que Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), solo puede ganar las elecciones con «fraude».