Nuevas proyecciones IHME COVID-19: México, Perú y Ecuador enfrentan casi 20,000 muertes por COVID-19

Compartir:

En contraste, Brasil puede presentar casi 90,000 muertes

En sus primeros pronósticos para COVID-19 fuera de América del Norte y Europa, el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington proyecta de manera preliminar cerca de 20,000 muertes en México, Perú y Ecuador agregados para principios de agosto.

«Las nuevas previsiones de IHME para América Latina y un número creciente de países en todo el mundo demuestran la amplia gama de respuestas que los responsables de las políticas y los funcionarios de salud han tenido ante la pandemia», dijo el director del IHME, Dr. Christopher Murray. «Nuestro objetivo es informar sus decisiones sobre la mejor manera de gestionar y movilizar recursos para COVID-19».

El pronóstico actual de IHME dura hasta el 4 de agosto y, como señaló Murray, las proyecciones del Instituto cambiarán a medida que se adquieran y analicen nuevos datos. Las fluctuaciones son de esperar.

Los hallazgos clave para las naciones latinoamericanas incluyen:

-8 estados de Brasil: 88.305 muertes proyectadas hasta el 4 de agosto, con un rango de 30.302 a 193.786

-Siete estados de México: 6,859 muertes proyectadas hasta el 4 de agosto, con un rango de 3,578 a 16,795.

-Perú: 6.428 muertes proyectadas hasta el 4 de agosto, con un rango de 2.731 a 21.724

-Ecuador: 5,215 muertes proyectadas hasta el 4 de agosto, con un rango de 4,844 a 6,052

-Colombia: se proyectaron 2,157 muertes hasta el 4 de agosto, con un rango de 793 a 5,890

-República Dominicana: 881 muertes proyectadas hasta el 4 de agosto, con un rango de 595 a 1,435.

-Chile: 687 muertes proyectadas hasta el 4 de agosto, con un rango de 421 a 1,417

-Argentina: 680 muertes proyectadas hasta el 4 de agosto, con un rango de 414 a 1,420

-Panamá: 661 muertes proyectadas hasta el 4 de agosto, con un rango de 362 a 1,345

Además de las proyecciones de muerte, IHME también proyecta camas de hospital, camas de UCI y ventiladores para pacientes con COVID-19. A nivel nacional, Perú puede estar experimentando algunas de las escaseces más agudas de su historia; se prevé que supere la capacidad de las camas de las Unidades de cuidados intensivos durante mayo, junio y julio. Hasta el 12 de mayo, las estimaciones muestran una escasez de 944 camas de UCI en Perú, con 1,032 necesarias y 88 disponibles.

Además, algunos de los estados mexicanos pueden ver escasez de recursos hospitalarios. Tendencias menos llamativas a nivel nacional. Según los últimos datos disponibles, Baja California y Quintana Roo podrían experimentar una demanda total de camas hospitalarias que excede las capacidades actuales, mientras que todos los estados están en capacidad o experimentan escasez de camas en las UCI en relación con la necesidad. A partir del 12 de mayo, se espera que la Ciudad de México necesite 499 camas de UCI y cuenta con 192 disponibles, mientras que Baja California tiene una necesidad de 271 camas de UCI con solo 32 disponibles. Para obtener detalles sobre estados individuales en México, consulte la visualización de datos de IHME en https://covid19.healthdata.org/mexico.

«Es importante que tanto los países, como las regiones observen de cerca su capacidad hospitalaria. Las necesidades de recursos y la trayectoria continua de los casos de coronavirus», dijo el Dr. Jarbas Barbosa, Asistente Técnico de la Dirección de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). «La epidemia en América Latina llega más tarde que en Europa. Este es un momento para estar atentos, observar los datos e implementar las medidas relevantes de salud pública».

Los hallazgos de hoy siguen las solicitudes de diversos líderes de salud para estimar las muertes y otras cifras relacionadas con COVID-19. Por ejemplo, los recursos hospitalarios necesarios para apoyar el abordaje de la pandemia.

«El equipo de IHME ha trabajado en estrecha colaboración con nuestra red de colaboradores, que ahora suma más de 5,000 personas en más de 150 países», dijo Murray. «Muchos de los que están en la red han sido esenciales para identificar las fuentes de datos y ayudar a verificar estos nuevos pronósticos».

A partir de hoy, las proyecciones del Instituto para todos los países y regiones incluidos se basan en un nuevo modelo híbrido. El modelo IHME, lanzado el 26 de marzo para estimar la demanda de recursos hospitalarios ahora se combina con un modelo de transmisión de enfermedades.

El nuevo modelo captura el impacto de los cambios en los mandatos de distanciamiento social, los cambios en la movilidad y las pruebas y el rastreo de contactos. Permite predecir un resurgimiento si y cuando los mandatos de distanciamiento social se relajan.

«El modelo híbrido nos permite hacer un mejor seguimiento de los cambios en los mandatos de distanciamiento físicos y otros factores como las pruebas, el seguimiento de contactos y la temperatura», dijo Murray. «Al igual que con todos nuestros pronósticos, estos se actualizarán periódicamente y se agregarán nuevos datos a medida que estén disponibles. A medida que se levantan los mandatos de distanciamiento físico, podremos comprender mejor si los comportamientos, como el uso de máscaras, pueden contrarrestar una mayor movilidad y mantener los casos bajos para evitar una pandemia prolongada «.

Fuente: Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud