Observatorio Pantanal alerta sobre el avance descontrolado del fuego sobre esta ecoregión

Compartir:

El Observatorio Pantanal, que representa la unión de organizaciones de la sociedad civil activas en favor de las cuestiones socioambientales en la cuenca del Alto Paraguay en Bolivia, Brasil y Paraguay, alerta sobre el avance descontrolado del fuego sobre esta ecoregión de alta importancia ecológica.

Mientras gobiernos y sociedad civil se unen globalmente contra el avance de la deforestación en la Amazonia, otra emergencia ambiental de grandes proporciones está en curso y amenaza el más grande humedal del planeta.

El Observatorio advierte que este año el avance descontrolado del fuego sobre el Pantanal ha alcanzado niveles críticos en sus más de 150 mil kilómetros cuadrados de extensión.

«En Bolivia, fueron afectados más 825 mil hectáreas. De agosto hasta septiembre, más de 175 mil hectáreas fueron destrozados por las fuertes llamas en áreas protegidas del Paraguay», señala una carta de 28 organizaciones de los tres países.

Entre enero y agosto de 2019, alrededor de 647.200 hectáreas del Pantanal brasileño fueron afectados por incendios, con un aumento del 455% en comparación con el año anterior; 126% en comparación con el promedio de los últimos 3 años y 96% cuando comparado al promedio de los últimos 10 años (INPE, 2019).

Para dar más visibilidad a esta causa, 28 organizaciones vinculadas a la causa ambiental de Brasil, Bolivia y Paraguay firmaron este jueves un pronunciamiento para unir fuerzas y medidas efectivas para la conservación de la región.

Esta iniciativa fue hecha por el Observatorio Pantanal, una red internacional que reune ONGs, movimientos sociales e instituciones de investigación de los tres países.

«Las acciones y desarrollos humanos han aumentado la intensidad y la frecuencia de los incendios y sus impactos adversos, culminando en incendios incontrolados que ponen en peligro las áreas prioritarias para la conservación, así como la capacidad de resiliencia ecológica del Pantanal», alertan las organizaciones en el documento.

El documento es resultado de la Asamblea Anual del Observatorio Pantanal, que ha reunido 33 entidades los días 27, 28 e 29 de agosto, en Campo Grande (MS).

En las tres páginas de la llamada «Declaración de Campo Grande», el escenario actual en el bioma fue descrito como una «tragedia socioambiental de gigantescas proporciones para la naturaleza y para las personas«.

«Solamente con la unión de esfuerzos de los gobiernos, con la sociedad civil y organizaciones privadas, el problema de los incendios podrá ser minimizado y la manutención de esta importante región y de toda vida existente en esta área podrá ser garantizada», afirmaron lo miembros en esta carta.

Entre las acciones sugeridas, están el retomar los compromisos firmados en 2018 por los Ministerios del Medio Ambiente de los tres países durante el Foro Mundial del Agua, que fue realizado en Brasilia. En esta ocasión, los gobiernos acordaron en promover 32 medidas conjuntas que incluían el control de la polución y la inversión en investigación.

La carta conjunta también menciona la necesidad de más capacidad y estructura logística para los órganos encargados de acciones de prevención y combate a incendios forestales.

Sobre las entidades no-gubernamentales que actúan en la región, el pedido es que se aumenten los esfuerzos para la generación y difusión de información a respecto de la vulnerabilidad y amenazas del bioma.

En acuerdo con el texto, es necesario que las organizaciones consigan realizar «Organizar intercambios de aprendizaje, capacitaciones, apoyar la innovación en la gestión conjunta y alentar la adopción de modelos de recuperación ambiental y prevención de incendios a largo plazo«.

Este documento recuerda que las temporadas de fuego son un fenómeno cíclico, o sea, que la planificación y la adopción de medidas preventivas para la sequía de 2020 necesitan empezar inmediatamente.

«Los problemas con incendios ocurren todos los años en esta misma época. Por eso, los esfuerzos para prevención para la época seca del próximo año debe empezar ahora mismo y, es muy importante incluir en los presupuestos de los gobiernos de este año las acciones de educación ambiental, así como la capacitación a las brigadas «, señala el documento.

Para lograr un mayor impacto y dar visibilidad a la situación de los incendios, las organizaciones de los tres países (Brasil, Bolivia y Paraguay) firmaron este jueves 19 de Septiembre una carta exigiendo la unión de esfuerzos y medidas efectivas para proteger el Pantanal.

Publicada en Los Tiempos