Un equipo técnico multidisciplinario de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reforzará la coordinación con las autoridades del Ministerio de Salud para el desarrollo de la Estrategia de Vigilancia Comunitaria Activa, en el marco de la denominada etapa posconfinamiento por COVID-19.

Con ese fin, autoridades del Ministerio de Salud, la OPS y la Agencia de Cooperación Internacional de Corea (KOICA) habilitaron una sala especial en la que se articularán los esfuerzos interinstitucionales fortalecer las acciones orientadas a la transformación del sistema de salud boliviano.

«Estos ambientes van a servir para que este equipo que ha estado itinerante pueda tener un lugar de trabajo. Y con el apoyo que nos está dando KOICA y la OPS, tanto en términos de equipos, como de apoyo técnico y logístico, nos va a ayudar a tener el equipo mucho más articulado, coordinando con todas las instancias del Ministerio de Salud», dijo la ministra Eidy Roca.

La sala del equipo técnico de la OPS se abrió en ambientes de esa cartera de Estado y será un espacio para identificar las prioridades y los principales problemas en salud, coordinación de acciones conjuntas y la planificación para un adecuado seguimiento de la Estrategia de Vigilancia Comunitaria Activa.

«Estamos trabajando muy bien articulados. El equipo técnico de apoyo al despacho ministerial de respuesta a la COVID-19 está conformado por profesionales en diferentes áreas, como ser economía, biología, sistemas informáticos, medicina u otros, todos ellos consultores de la OPS», indicó el representante de la OPS en Bolivia, Alfonso Tenorio.

En la inauguración de esa sala, se realizó un contacto virtual con el centro de salud «El Rosal» ubicado en la zona bajo Llojeta de la ciudad de La Paz, para hacer seguimiento al trabajo que desarrollan las brigadas móviles que ofrecen atención integral en salud a la población.