22 septiembre, 2020

Países de las Américas aúnan esfuerzos para garantizarse el acceso a las futuras vacunas contra la COVID-19

FOTO DE ARCHIVO: Pequeños frascos etiquetados con la etiqueta "Vacuna COVID-19" y una jeringuilla se ven en esta ilustración tomada el 10 de abril de 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración

Compartir:

Los países de las Américas están aunando esfuerzos para asegurarse el acceso a los eventuales tratamientos y vacunas contra la COVID-19, afirmó hoy la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne.

«Actuando como un bloque, los Estados Miembros de la OPS se beneficiarán de nuestra experiencia técnica, así como de nuestras décadas de experiencia en la seguridad y distribución de vacunas de manera rápida y eficiente. También nos aseguraremos de que el proceso sea lo más inclusivo posible asignando las dosis equitativamente entre los países participantes”.

La Directora de la OPS indicó que el Fondo Rotatorio de Vacunas de la OPS puede utilizarse como una herramienta estratégica para comprar y distribuir vacunas contra la COVID-19 cuando estén disponibles. Alrededor de 20 de los 150 candidatos actuales a vacunas ya están siendo evaluados en voluntarios.

La OPS participa en el mecanismo de OMS llamado COVAX, una colaboración global para potenciar al máximo el desarrollo, el acceso equitativo y la asignación justa de vacunas contra la COVID-19 y está apoyando a los países de América Latina y el Caribe a unirse. Bajo la iniciativa mundial denominada Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19, el pilar de las vacunas, también llamado mecanismo COVAX, negociará con los productores en nombre de los países.

«Ya tenemos 30 países y territorios de la región que se han unido (a COVAX) a través del Fondo Rotatorio de la OPS, y estamos emocionados de ver más expresiones de interés de nuestros Estados Miembros en los próximos días. Cuantos más países se unan, más fuertes seremos», sostuvo.

Etienne explicó que “esto permitirá a los países, independientemente del nivel de ingresos, asegurar mejores precios y asumir menos riesgos que si negocian individualmente”, y señaló que “ningún país debería hacer esto solo, especialmente porque si trabajamos juntos mejoramos nuestras posibilidades de éxito y reducimos la competencia».

La OPS también está coordinando con GAVI y otros asociados para garantizar que los países más vulnerables de la región reciban la vacuna contra la COVID 19 subsidiada y a un precio asequible.

El Fondo Rotatorio, un mecanismo de compras y suministro de vacunas y otros insumos de la OPS, realiza desde hace 35 años compras consolidadas de vacunas de alta calidad a precios más bajos para 41 países y territorios de la región, algo que ha sido vital para eliminar la poliomielitis, el sarampión, las paperas y la rubéola de las Américas.

Actualización sobre COVID-19 en las Américas

En un resumen de la situación de la COVID-19 en las Américas, Etienne dijo: «hasta el 13 de julio, hemos alcanzado 6,8 millones de casos y 288.000 muertes en toda la región. Esto equivale a aproximadamente la mitad de todos los casos y muertes reportados en todo el mundo. En la última semana, nuestra región ha reportado el 60% de todos los nuevos casos y el 64% de todas las nuevas muertes en el mundo». La semana pasada ha batido récords a la medida que puntos calientes regionales, como los Estados Unidos, reportaron su mayor número diario de casos.

«El número de personas que mueren por COVID-19 también está aumentando, particularmente en Brasil, México y Estados Unidos, que reportan el 77% de todas las muertes en la última semana y están experimentando algunos de los brotes más mortíferos del mundo», manifestó.

«Este virus ha redefinido la manera cómo percibimos el tiempo. En pocos meses, ha transformado nuestra forma de vida, nuestra región y nuestras economías. Debemos mirar hacia adelante para planificar cómo seleccionaremos, fabricaremos, pagaremos y distribuiremos una vacuna. Necesitamos mejorar nuestras capacidades regulatorias en materia de inmunización, construir una vigilancia posterior a la comercialización de vacunas, reforzar los programas de vacunación y mejorar o adaptar nuestras instalaciones de la cadena de frío,” añadió.

Fuente: OMS

Deja un comentario