El Athletico Paranaense brasileño solo viajará el lunes a Bolivia, un día antes de enfrentar el martes en Cochabamba al Jorge Wilstermann boliviano en partido por el Grupo C de la Copa Libertadores y que marcará el retorno del torneo tras la paralización por la pandemia de la COVID-19.

El equipo de Curitiba deberá llegar a territorio boliviano a las 17.15 horas (horario local) del lunes, 25 horas antes del partido, por lo que descartó el reconocimiento del estadio Félix Capriles y la realización de un entrenamiento previo.

Para el cierre de la primera vuelta del Grupo C, los cuatro equipos tienen una victoria y una derrota en sus dos salidas, con mejor saldo para el Wilstermann, que es seguido del Paranaense, el uruguayo Peñarol y el chileno Colo Colo.

El otro partido del grupo será disputado en el mismo horario en la capital chilena entre el Colo Colo y el Peñarol.

Los dos partidos por la tercera jornada del Grupo C darán inicio al retorno de la Copa Libertadores, tras seis meses de receso por las medidas tomadas frente al nuevo coronavirus.

El Paranaense viajará a Bolivia animado por la reciente victoria en la décima jornada de la Liga brasileña, este sábado por 1-0 en el derbi de Curitiba ante el Coritiba con gol de Fabinho.

Este triunfo deja al ‘Furacao’ (huracán) con once puntos, ya alejado de la zona de descenso y a nueve unidades del líder, Internacional de Porto Alegre, que este domingo visita en Goiania al colista Goiás.

Para el retorno de la Libertadores, el Paranaense inscribió al portero Ánderson, a los colombianos Felipe Aguilar (zaguero) y Jaime Alvarado (centrocampista), al defensa Pedro Henrique, a los volantes Richard, Bruno Leite y Ravanelli y a los atacantes Fabinho, Geuvanio y Wálter.

Ante el Wilstermann, el técnico Eduardo Barros deberá mantener la nómina que venció en el clásico, con el portero Santos; los defensas Jonathan, Pedro Henrique, Thiago Heleno y Marcio Azevedo; los centrocampistas Wéllington, Érick, Christian y Nikao, y los atacantes Fabinho y Geuvanio.