Pedro Antonio Gutiérrez, Ingeniero Civil de profesión, pintor, cineasta, catedrático y emprendedor, desde los quince años ha estado vinculado al arte, sus inicios fueron con pinturas al óleo, ha hecho muchas exposiciones en las ciudades de La Paz y Santa Cruz, escritor de varios cuentos y novelas, se considera un amante del arte y la filosofía.

Tiene 58 años, retornó a la vida artística a sus 50 años y esta vez lo hizo a través del cine, porque siente que abarca todo, la fotografía, la música y las letras.

Hace muchos años escribió unos libros de matemáticas, especialmente de Cálculo Diferencial e Integral. Lo más interesante de estos libros, es que escribió los originales a mano por no tener acceso a computadoras en esos tiempos (1988). Estos libros dieron inicio a lo que es hoy la prestigiada editorial La Hoguera.

Además, Pedro está desarrollando como actividad empresarial, la primera ciudad planificada de principio a fin: Los Portones del Urubó.

Siendo Barbara su primera película, ¿De dónde nace la idea del proyecto Santa Clara?

Santa Clara es un Western, ese tipo de películas que ya no están de moda. Todo mi entorno me recomendó no hacerla, que busque otra temática, pero para mi era importante hacer una película en el Beni, mi tierra natal y así poder mostrar los paisajes de la Amazonía boliviana, además de mostrar el oficio de la ganadería, del arreo del ganado.

¿Cuál es su visión del cine boliviano?

Se que puede sonar ingrato, pero no soy un experto en cine boliviano, sin embargo, algunas de mis películas bolivianas favoritas son “El día que murió el silencio​” de Paolo Agazzi y “Zona Sur” de Juan Carlos Valdivia.

Mi propuesta como cineasta es hacer películas con temáticas universales, es decir que la película pueda ser vista tanto en Bolivia como en cualquier parte del mundo y esta pueda enganchar al espectador.

Mis dos películas, Bárbara por ejemplo es la historia de una mujer que ha sido abusada, pero es una mujer resiliente, que a través de la adversidad y las dificultades ella logra crecer, logra salir adelante y muestra la fuerza del ser humano, en especial de una mujer que puede superarse contra todo.

En Santa Clara si bien se trata de un arreo, mostramos a un hombre que tiene que encontrarse con su pasado y resolverlo, todos tenemos cuentas pendientes con nuestro pasado y la idea es cerrar círculos para poder dar un salto hacia adelante y eso es lo que en Santa Clara hace, nuestro protagonista al aceptar el reto de hacer el arreo tiene que encontrarse con su pasado, entonces el resuelve cosas para seguir adelante de la mejor forma.

¿Qué significa para usted y para el cine boliviano esta nominación?

Para mí sin duda es una gran satisfacción de representar a Bolivia en los Premios Goya, es la primera vez que ocurre en mi caso, sin duda también es una gran satisfacción para todo el equipo que ha trabajado conmigo en esta película estoy hablando de actores, actrices, personal técnico y toda la gente que de una u otra manera se ha vinculado al desarrollo de esta película, tanto en la pre producción como en el rodaje y en la post producción, todos estamos muy contentos porque este es un trabajo en equipo e ir a este evento es una muestra de que hemos hecho un buen trabajo, una película en la que el espectador  puede disfrutar de principio.

Es que es la primera vez que se muestra el paisaje amazónico en pantalla grande y en los premios Goya se verá la Bolivia amazónica y ganadera.