Perú reanudará los viajes aéreos internacionales, inicialmente hacia países vecinos, a partir del 5 de octubre, después de una suspensión de seis meses por la pandemia de la COVID-19, según anunció el mandatario peruano, Martín Vizcarra.

El jefe de Estado explicó que los vuelos serán una de las actividades económicas que se reanudarán en octubre, como parte de una cuarta fase de reactivación, después de confirmar que la curva de hospitalizados y fallecidos por la pandemia ha comenzado a disminuir desde agosto.

«Estamos autorizando el inicio del transporte aéreo internacional a partir del 5 de octubre, en función de las normas específicas que va a dar el ministerio de Transporte y de Salud», dijo el gobernante en una rueda de prensa ofrecida en Palacio de Gobierno.

VUELOS AÉREOS EN LA REGIÓN

Vizcarra precisó que la reanudación de vuelos será «con destinos que sean seguros, desde el punto de vista sanitario, como países vecinos de la región».

«Vamos a conversar con países vecinos y, poco a poco, se hará hacia otras latitudes, con todo el cuidado del caso», anotó.

Asimismo, para recibir al viajero del exterior se solicitará que «tenga prueba molecular con vigencia de 48 horas, entre otros detalles», añadió.

Otras actividades que se retomarán en octubre serán el transporte por vía férrea de pasajeros, el transporte marítimo y de cabotaje, además de incrementar el aforo en las tiendas comerciales al 60 % de su capacidad, en los restaurantes al 50 %, en los parques temáticos al 50 % y en los centros deportivos se permitirán actividades individuales o en parejas hasta el 50 % del aforo.

BAJA CIFRA DE MUERTOS

En su presentación, Vizcarra mostró las últimas cifras del Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef), que lleva el registro de muertes por todo concepto en el país, para verificar la caída en el ritmo de decesos a partir de agosto último.

La cifra de fallecidos confirmados por la COVID-19 bordea los 32.000, según las estadísticas del ministerio de Salud.

Hasta el año pasado, el número semanal de fallecidos en el Sinadef estaba entre 2.220 y 2.300 personas, pero, durante la pandemia, esta cifra se elevó a 6.598 en mayo.

«Consideramos que ése era el pico, luego bajamos a 6.017 en junio, luego se levantó cuarentena y se aprobó el reinicio de algunas actividades económicas», recordó el presidente.

Sin embargo, a fines de julio «comenzó nuevamente a subir la curva, llegando a tener un nuevo pico en la primera semana de agosto de cerca de 6.800 personas que fallecieron», anotó.

Hacia el final de agosto, el número semanal de fallecidos comenzó nuevamente a bajar a 5.653, luego a 4.200 a inicios de septiembre y a 3.182 en los últimos días de este mes.

«Nos estamos acercando a la cantidad de personas que en promedio se tenía en años anteriores. Nos permite ver ciertos resultados esperanzadores, ver una luz al final del túnel, pero no se puede generar una actitud triunfalista, tenemos que ser sumamente responsables», afirmó el mandatario peruano.

VACUNAS DE ESTADOS UNIDOS

De otro lado, Vizcarra anunció que en octubre también empezará el país a participar en las pruebas de la vacuna del laboratorio Johnson & Johnson de Estados Unidos, así como lo está haciendo en los ensayos de vacuna del laboratorio chino Sinopharm.

Además, el Gobierno ha aprobado una modificación en la ley de productos farmacéuticos para que se autorice la utilización de la vacuna contra el COVID-19, apenas complete todas las fases de su desarrollo, y ha sido enviada al Congreso para su ratificación, anunció Vizcarra.

En el Consejo de Ministros, que antecedió la rueda del mandatario, se aprobó igualmente levantar la cuarentena focalizada en la mayoría de regiones del país, dejándola exclusivamente en las provincias de Abancay, Huamanga y Huánuco, donde el toque de queda empieza a las 20.00 horas y están impedidos de movilizarse los domingos todo el día.