Por esta situación la empresa de alimentos invitó a sus trabajadores a renunciar voluntariamente.

Extraída del diario El Deber

En una comunicado PIL Andina S.A. explicó que vienen ejecutando un proceso de reestructuración interna que inició en 2016, a raíz de la crisis internacional de la leche que se caracterizó, en el ámbito externo, por una importante caída del precio internacional de la leche en polvo y, en el ámbito interno, por la importación de productos lácteos a menores precios y los elevados costos de la materia prima.

“Esta situación se ha traducido en importantes pérdidas que ha debido asumir la empresa desde el 2015 por un valor total de $us 30,7 millones”, detalló el comunicado en respuesta a la consulta de EL DEBER.

El mismo continúa indicando que aplicando medidas y cambios estructurales, Pil Andina S.A busca reducir las pérdidas económicas y desarrollar una estrategia que permita mejorar la difícil situación por la que todavía atraviesa y así dar continuidad a las operaciones de manera sostenible en los siguientes años.

La respuesta de la empresa dedicada a la producción de alimentos está relacionada a su programa Oportunidad de retiro voluntario que les hizo llegar a sus trabajadores y que está vigente desde el 6 al 28 de mayo de esta gestión. La carta de PIL Andina ofrece a las personas que renuncien voluntariamente pagos y beneficios extraordinarios que van más allá de todos los derechos consignados por las leyes laborales.

El incremento salarial constante desde 2006, la caída de los precios internacionales de la leche en polvo y el encarecimiento de la materia prima en el país, son algunos de los argumentos para tomar esta decisión. /JCS

Extraída del diario El Deber