La pandemia está arrasando como un huracán el calendario de grandes estrenos de Hollywood sin dejar ni un solo «blockbuster» para los cines y Pixar anunció este jueves que «Soul», su gran apuesta para 2020, no se verá en las salas y desembarcará directamente en Disney+ el 25 de diciembre.

«Soul» tenía que haberse presentado en los cines el pasado 21 de junio, pero, debido al coronavirus, su lanzamiento fue retrasado hasta el 20 de noviembre manteniendo en aquel momento su condición de gran estreno para las salas.

Sin embargo, «Soul» irá directamente a Disney+, tal y como se rumoreaba desde hace meses en los corrillos de la industria, y seguirá finalmente el camino de la práctica totalidad de superproducciones de Hollywood este año, que bien han atrasado sus estrenos hasta al menos 2021 o bien han optado por el mercado digital.

«Una película nueva de Pixar siempre es una ocasión especial, y esta verdaderamente reconfortante y humorística historia sobre la conexión humana y encontrar tu lugar en el mundo será un regalo para que las familias lo disfruten juntas en estas Navidades», dijo en un comunicado Bob Chapek, el consejero delegado de Disney (propietaria de Pixar).

«El mundo puede ser un lugar agotador y frustrante, pero también está lleno de placeres inesperados, incluso en las cosas aparentemente cosas», afirmó Pete Docter, director de «Soul».

«Soul’ investiga lo que es realmente importante en nuestras vidas, una pregunta que todos nos hacemos estos días. Espero que traiga un poco de humor y diversión a la gente en un tiempo en el que seguro que todos podemos aprovecharlo», añadió.

En los países en los que ya esté funcionando Disney+, «Soul» solo se podrá ver en la plataforma de «streaming» del gigante de Disney.

«En los mercados internacionales donde Disney+ no esté actualmente o vaya a estar disponible pronto, ‘Soul’ se estrenará en el cine con fechas todavía por anunciar», aclaró hoy Disney.

WONDER WOMAN, LA ÚLTIMA ESPERANZA

Tras los recientes aplazamientos a 2021 de «No Time to Die», la última aventura de James Bond, y la nueva «Dune» de Denis Villeneuve, el reducidísimo calendario de estrenos de relumbrón en los cines para 2020 quedaba limitado a solo dos títulos: la ahora cancelada «Soul» y «Wonder Woman 1984».

Por ahora, la superheroína interpretada por Gal Gadot es la última esperanza para la gran pantalla en 2020 y su estreno aún está fijado para el 25 de diciembre

Su directora Patty Jenkins aseguró el miércoles que su apuesta sigue siendo el estreno en los cines en esa fecha.

«La opción de estreno directo en ‘streaming’ no se está discutiendo. Estamos todavía completamente detrás de la experiencia en cine para ‘Wonder Woman 1984’ y apoyamos a nuestros queridos cines», dijo en Twitter.

En el caso de «Wonder Woman 1984» juega en contra que es una película de Warner Bros., el estudio que contra viento y marea se empeñó en presentar «Tenet» en las salas después de que estas llevaran meses cerradas por el coronavirus.

La estrategia comercial de esta superproducción de Christopher Nolan no funcionó nada bien en EE.UU., donde ha recaudado solo 45,1 millones de dólares.

Los estudios tomaron «Tenet» como un aviso para navegantes y su dilema es este: ¿Pueden obtenerse grandes recaudaciones con no todas las salas abiertas, Los Ángeles y Nueva York cerrados por ahora, cines con aforo limitado, distanciamiento social entre los espectadores, y el probable miedo del público a acudir a sitios con mucha gente?

En el lado contrario están los cines, absolutamente agobiados dentro de su propia crisis económica por el coronavirus y para los que todos estos retrasos de los «blockbuster» suponen un gigantesco problema.

Las salas quizá puedan sobrevivir en el corto plazo con películas «indies» o nostálgicas reposiciones de clásicos, pero a la larga necesitan las superproducciones de Hollywood para atraer al público en masa.

Por todo ello, Regal, la segunda cadena de cines más grande de EE.UU., decidió cerrar desde este jueves y de manera indefinida todas sus salas debido a que la pandemia y la situación de Hollywood hacen inviable su negocio.