Los políticos bolivianos aplaudieron este lunes la decisión de la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz, que determinó inhabilitar a Evo Morales como candidato a primer senador por Cochabamba, en las elecciones del próximo 18 de octubre.

La tarde de este lunes, en audiencia constitucional, el vocal Alfredo Jaimes resolvió denegar el amparo interpuesto por la defensa de Evo Morales; en consecuencia, queda vigente la decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que inhabilita la candidatura del exmandatario.

«Quedó definitivamente cerrado el debate sobre la pretensión de Morales de postularse al Senado violando la Ley. Saludamos la preeminencia de la decisión del TSE, la única instancia con la legitimidad para decidir sobre temas electorales», sostuvo el candidato por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, a través de su cuenta de Twitter.

Entretanto, el candidato a vicepresidente por la alianza Juntos, Samuel Doria Medina, destacó que, gracias a la decisión del TDJ de La Paz, el 18 de octubre se realizarán las primeras elecciones de una nueva etapa histórica sin Evo Morales, rumbo a un futuro fresco, nuevo y sin su sombra.

«Una buena noticia: realizaremos las primeras elecciones de una nueva etapa histórica sin Evo Morales. Un símbolo de lo que queremos: un futuro fresco, nuevo, sin su sombra», señaló.

Por su parte, el candidato a presidente por la alianza Libre 21, Jorge Quiroga, dijo que Evo Morales, al igual que Rafael Correa (también inhabilitado para ser candidato en Ecuador), fueron sacados de la competencia electoral por sus propios jueces.

«El mismo día sentencian a dos tiranos. Evo y Correa se llenaron de corrupción, huyeron cobardemente al exterior, buscaron impunidad violando sus leyes y terminan inhabilitados por sus propios jueces. En Bolivia y Ecuador, la fuerza de los pueblos derrotó al Grupo De Puebla», mencionó.

El 20 de febrero de 2020, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) inhabilitó la candidatura de Evo Morales como candidato a senador por Cochabamba, debido a que incumplió el requisito de residencia permanente de dos años en el lugar donde postulaba.

Wilfredo Chávez, exministro y apoderado del exmandatario, presentó un amparo constitucional porque consideraba que su defendido tiene derecho a ser candidato para las próximas elecciones.

El 31 de agosto, la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, conformada por los vocales René Delgado y Ediberto Pomier, determinó convocar a un vocal dirimidor para definir si Morales era o no candidato, tras empatar en la votación.

El vocal dirimidor, Alfredo Jaimes, votó por la inhabilitación de Morales, por lo que queda vigente la decisión del TSE, que inhabilita la candidatura del exmandatario.