El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció este viernes al llegar a la ciudad croata de Dubrovnik que había dado negativo en la prueba del coronavirus y aseguró que el Gobierno de EEUU es estable pese al positivo del presidente, Donald Trump.

«Esperamos que Melania y el presidente se recuperen pronto, hasta ahora están bien. El Gobierno estadounidense sigue siendo muy estable», declaró Pompeo en Dubrovnik, según la agencia de noticias croata Hina.

Trump causó un terremoto este viernes al anunciar en un mensaje de tuit que había dado positivo al igual que su esposa Melania, en medio de la campaña para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Después de conversar en la conocida como «perla del Adriático» con el primer ministro croata, Andrej Plenkovic, Pompeo aseguró en una breve rueda de prensa celebrada al aire libre que EE.UU. sigue muy presentes en el sudeste de Europa.

«Estamos muy presentes en esta región. El acuerdo entre Kosovo y Serbia que logramos no es completo, pero hemos conseguido un importante primer paso», declaró, según la versión traducida al croata transmitida por los medios locales.

El pasado 4 de septiembre Trump anunció la normalización de los lazos económicos entre Serbia y Kosovo, pese a que Belgrado no reconoce la soberanía de su antigua provincia.

Pompeo apoyó «el papel de Croacia como factor de estabilidad en la región» y sus contribuciones a la misión de la OTAN, así como el proyecto de la construcción de una terminal de gas licuado en el puerto marítimo de Rijeka, que mejoraría la diversificación de las fuentes de energía del continente, según destacó.

El responsable de la diplomacia estadounidenses prometió que EE.UU. anulará «pronto» los visados para ciudadanos de Croacia.

Y, en una entrevista con la agencia Hina, pidió a Croacia que no deje sus proyectos estratégicos en manos de empresas estatales chinas o próximas a Pekín.

«Si tenéis un proyecto estratégico, un proyecto relacionado a la seguridad nacional, esa seguridad nacional debe ser prioritaria. Si en el concurso público aparecen ofertas del Partido Comunista chino que son las más baratas, el riesgo para los ciudadanos es muy alto», advirtió.

Plenkovic, por su parte, dijo en la rueda de prensa que su país «coopera con todos por igual, conforme a la normativa global», y que tiene varios proyectos económicos con China, que calificó de «actor global».