La presidenta Jeanine Áñez aseguró este domingo que las elecciones generales se desarrollarán de forma transparente, libre y sin presión, al contrario de lo que aconteció en los comicios de 2019, cuyos resultados fueron anulados por indicios de manipulación dolosa a favor del exmandatario Evo Morales.

La jefa de Estado afirmó que se hizo la coordinación respectiva con efectivos de la Policía y de las Fuerzas Armadas, para resguardar la seguridad de la ciudadanía, sin sesgos políticos, como ocurría en anteriores gestiones.

«Vamos a tener unas elecciones transparentes, libres y sin presión. Hemos hecho la coordinación con la Policía y las Fuerzas Armadas que estarán en las calles a favor del pueblo boliviano, a diferencia de otras veces, no está a favor de ningún partido político, está para resguardar la seguridad del pueblo boliviano», informó a los medios.

Pidió a la gente comprender la decisión del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que suspendió el sistema conteo rápido de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), para tener certeza de los resultados, a través del conteo oficial final.

«Así va ser mejor para emitir resultados que sean reales y no estar en problemas después, yo espero que la gente así lo entienda, así lo hemos entendido nosotros con la explicación del presidente del TSE (Salvador Romero)», sostuvo.