El presidente de la Asociación Boliviana de Agencias de Viaje y Turismo (Abavyt) y Sector Privado de Turismo (SEPTUR), Marco Mercado, prevé que este año cerrará con pérdidas por más de 1.000 millones de dólares por la paralización del sector que fue provocada por la pandemia de COVID-19

«Gracias a un estudio hecho por la Unifranz y otras empresas también, el país va a perder este año más de 1.000 millones de dólares en lo que respecta al sector del turismo», dijo el empresario a la red ATB.

Explicó que el sector del turismo debido a la pandemia por el COVID-19 ha sido bastante golpeado, y que en los últimos siete a ocho meses ese sector no generó ingresos económicos, por lo que es importante su reactivación lo más antes posible.

Mercado indicó que más de 100.000 empleos directos están en riesgo, además de que muchas empresas involucradas en el sector del turismo se cerraron, mientras que otras tantas tuvieron que reducir su personal.

Precisó que el sector del turismo necesita apoyo del Gobierno para reactivarse, y espera coordinar con las nuevas autoridades las acciones para lograr ese objetivo.

Asimismo, reiteró que le plantearán al nuevo Gobierno un plan de reactivación del turismo interno, que contempla a las gobernaciones y alcaldías del país.

«Lo que necesitamos es un apoyo en el tema de reactivación (…) Esperamos poderles plantear a las nuevas autoridades estas propuestas», afirmó.