Quiénes son los “amigos” de Evo Morales en México

Compartir:

Distintos secretarios y ministros del gabinete del gobierno de Andrés Manuel López Obradror han mostrado su apoyo al ex mandatario boliviano, que recibió el asilo en dicho país después de renunciar a su cargo el domingo

Este lunes, unas horas después de renunciar a la presidencia de Bolivia, acorralado por protestas masivas tras su polémica reelección en los comicios de octubre, Evo Morales pidió asilo a México y el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador se lo concedió “por razones humanitarias”.

A falta de que Morales pueda salir de Bolivia y que el gobierno mexicano revele los detalles de su arribo al país, en México Evo se encontrará con opiniones divididas por parte de los mexicanos.

Cuando el ex mandatario viajó a México por última vez, en diciembre de 2018, para estar presente en la toma de posesión de López Obrador, una encuesta realizada por El Financiero señaló que el 38% vieron con buenos ojos su asistencia, por 35% que la vio “mal».

Sin embargo, desde distintos sectores del gabinete de López Obrador y también en el Congreso mexicano, diversos funcionarios y legisladores se han pronunciado en favor no sólo de la llegada del mandatario boliviano, sino que en el pasado han elogiado sus políticas y su gobierno.

Es por ello que Morales contará con una serie de aliados una vez que se exilie en México. Estos son los más importantes:

Marcelo Ebrard

(Foto: Sashenka Rodríguez/ Cuartoscuro)

(Foto: Sashenka Rodríguez/ Cuartoscuro)

El canciller mexicano recibió a Evo Morales en 2010, cuando el primero era jefe de gobierno de la Ciudad de México, en una visita del presidente boliviano previa a su asistencia a la Cumbre de América Latina y el Caribe, que se llevó a cabo en Cancún.

En la capital fue recibido por Ebrard, hoy canciller del país bajo el gobierno de López Obrador y el encargado de informar este lunes la aceptación del gobierno a la solicitud de asilo de Morales.

Ebrard, después de acompañar a Morales a rendirle un homenaje a Benito Juárez, le entregó las llaves de la ciudad y nombró al mandatario boliviano “huésped distinguido”.

“Evo nos demuestra que sí se puede tener un gobierno popular, nacional, preocupado por los intereses del pueblo, leal a la mayoría, respetuoso de instituciones democráticas”, declaró en aquel momento Ebrard.

Un sector de los indígenas mexicanos

Morales, en México en 2010 (Foto: Sashenka Rodríguez/ Cuartoscuro)

Morales, en México en 2010 (Foto: Sashenka Rodríguez/ Cuartoscuro)

Durante un evento no oficial en una plaza en el sur de la Ciudad de México, también en 2010, Morales recibió un bastón de mando indígena por parte de un líder mazahua, un reconocimiento de 62 pueblos indígenas, que abarrotaron el evento y cantaron en su favor.

En aquel momento, el presidente boliviano citó al subcomandante Marcos, ahora subcomandante Galeano, líder del Movimiento Zapatista que se levantó en armas contra el gobierno mexicano en 1994.

En el evento, además, estuvieron presentes Alejandro Encinas, hoy subsecretario de gobernación para derechos humanos, población y migración; Porfirio Muñoz Ledo, diputado y presidente de la Cámara Baja entre 2018 y 2019; y la activista Rosario Ibarra.

Funcionarios del gabinete de López Obrador

(Foto: Presidencia de México)

(Foto: Presidencia de México)

Tras la renuncia de Morales, diversos funcionarios del gobierno federal mostraron su solidaridad con Morales. Entre ellos estaba Olga Sánchez Cordero, la secretaria de gobernación, que mostró su “total solidaridad al pueblo de Bolivia y mi gran respeto a Evo Morales por su actitud responsable” de renunciar, dijo en Twitter.

Rocío Nahle, la secretaria de Energía, señaló por su parte en la misma red social que “un golpe de estado nunca ha traído beneficio alguno al pueblo victimizado, al contrario, dolor y sufrimiento serán la consecuencia. Lamentable el uso de la fuerza contra Evo Morales, un gran retroceso para el pueblo de Bolivia».

Sandoval, de la SFP (tercera desde la izquierda), junto a Evo Morales en 2018 (Foto: Especial)

Sandoval, de la SFP (tercera desde la izquierda), junto a Evo Morales en 2018 (Foto: Especial)

Por su parte, Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, y Luisa Alcalde, titular del Trabajo, le dieron la bienvenida a Morales con la etiqueta #BienvenidoEvo en redes sociales. “Siguiendo nuestra tradición diplomática, fraterna y solidaria: ¡No al golpe de estado!», añadió la segunda.

Diputados y senadores de Morena

La senadora Hernández Mora expuso la postura de los legisladores morenistas (Foto: Cuartoscuro)

La senadora Hernández Mora expuso la postura de los legisladores morenistas (Foto: Cuartoscuro)

Los diputados y senadores de la Coalición Juntos Haremos Historia, que postuló a López Obrador a la presidencia bajo la bandera del partido político Morena, el Partido del Trabajo (PT) y el conservador Partido Encuentro Social (PES), manifestaron su apoyo a Morales.

Los legisladores, encabezados por Citlalli Hernández Mora, argumentaron que “Evo Morales fue embestido por un golpe de estado militar” y se vio “obligado a renunciar al gobierno para buscar la pacificación del país”. Además, negaron que el ex presidente de aquel país sudamericano “tuviera una intención dictatorial”.

Hernández Mora, y los demás legisladores respaldaron la postura del Gobierno mexicano, que ha recibido a 20 personalidades del ejecutivo y legislativo de Bolivia en la residencia oficial en La Paz y le ha ofrecido asilo político a Morales.

En la rueda de prensa también estuvieron presentes los senadores del grupo parlamentario de Morena Jesusa Rodríguez, Martha Guerrero Sánchez, Bertha Alicia Caraveo Camarena, Alejandro Peña, las diputadas locales de la Ciudad de México, Circe Camacho y Gabriela Osornio, la Diputada Federal, Aleida Alavéz y el coordinador del grupo parlamentario de morena en Colima, Vladimir Parra.

El diputado Mario Delgado, por su parte, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, también respaldó la decisión del gobierno mexicano de concederle el asilo político a Morales.

Publicada en Infobae