Receta: Mousse de Chocolate (secretamente bajo en grasa y sin azúcar)

Compartir:

¡SI! a veces (sólo a veces), yo también hago dieta. Como ya les había comentado antes no soy dulzura, pero no es más que algo esté prohibido para que lo desee.

Este mousse tiene un ingrediente secreto, YOGUR GRIEGO. No tiene crema de leche por lo tanto es bajo en grasa, la única grasa son la de la yema del huevo y la del chocolate, ambas buenas grasas.

La textura super aireada se la da la claras de huevos y lo untuosa, el chocolate. Prometo, que si no aviso que es baja en grasas y sin azúcar, nadie se dará cuenta que le bajamos a las calorías.

El azúcar lo remplacé por endulzarte tipo stevia. Aquí la cantidad es a gusto, ya que la única función técnica que el azúcar o endulzante cumplen en esta receta es endulzar. El azúcar en la cocina tiene mucho más funciones que solo resaltar sabores de forma dulce, sino también agrega textura, humedad, volumen, etc. por ello no siempre puede ser reemplazada por algún otro endulzarte.

Aquí tengo que hacer una pequeña aclaración: El chocolate que utilizo en esta preparación es 70%, es decir que el chocolate como tal, tiene azúcar de caña, pero en bajos niveles. La receta como tal, no tiene azúcar añadida por eso la llamo sin azúcar.

INGREDIENTES

  • 3 Huevos (separados en yemas y claras)
  • 220g de yogur griego (sin azúcar)
  • 20g (o a gusto) de endulzante granulado
  • 29g de maizena
  • Pizca de sal
  • 280g de Chocolate 70%

Preparación:

  1. En un bol pequeño, mezclar las yemas con el endulzarte granulado, el yogur griego, la maicena y la sal. Mezclar con un batidor de mano hasta que quede como una pasta y no tenga grumos. Verter la preparación a un ollita y llevar a fuego medio/bajo por unos 3 minutos aproximadamente. Batir constantemente con una espátula para que no se formen grumos. Si tenés un termómetro de cocina a mano, la temperatura tiene que ser de unos 80grados, sino, cuando la «salsa» cubra la espátula pero pasándole el dedo se separe y tarde un poco en juntarse. (napar la cuchara).
  2. Derretir el chocolate en el microondas en intervalos de 30 segundos. Como el chocolate es la estrella de rock en esta receta, lo mejor es escoger uno de buena o muy buena calidad. En este ingrediente es donde guardamos todos los secretos del sabor. Cuando el chocolate esté bien derretido y la primera parte (lo de la ollita) listo, los mezclamos. Primero mezclamos con una espátula y después podemos pasar el mixer de mano, para que ambas preparaciones se mezclen bien y quede un cremoso de chocolate super brilloso. En este momento podemos probar el dulce, si le falta se le agrega y se vuelve a mixear.
  3. Tapamos con papel film en contacto y dejamos reposar para que enfríe un poco.
  4. Montar las claras de huevo a punto nieve en la batidora.
  5. Cuando el cremoso de chocolate este a temperatura ambiente, mezclamos con las claras a nieve. Para no sacar el aire que le metimos mientras batimos la clara, lo ideal es hacerlo en tres tiempos: Agregar primero un poco de cremoso a las claras e ir incorporando con movimientos envolventes suaves, después agregar un poco más e ir repitiendo.
  6. Llenamos unos potes con el mousse y lo dejamos reposar en heladera por lo menos dos horas. Lo ideal es de un día para otro así lo sabores se asientan bien.
  7. Aquellos que hacen dieta Keto, pueden remplazar el yogur griego por 180g de queso crema, quedará fantástico. La diferencia es que no tendrá el saborcito acido al final que deja el yogur griego.

Eso es todo! una pequeña gran bomba de chocolate en 30 minutos. Aunque tenga que reposar en la heladera por 2 horas mínimo, pero prometo que la espera valdrá la pena.

Deja un comentario