La salud del ministro de Obras Públicas, Iván Arias, está evolucionando de manera favorable y gradual, informó Ronald Gandarillas, director regional de la Caja de Salud Cordes.

«Está con una evolución favorable y Dios mediante está con una saturación de oxigeno más bajo debido a la respuesta de su organismo porque estaba con un flujo alto. (Aunque) obviamente sigue delicado por la patología de base que tiene», explicó.

Agregó que el tratamiento médico y las dos unidades de plasma que recibió coadyuvaron en la mejoría de la salud del Ministro, sin embargo, todavía no hay una fecha para que sea dado de alta.

Según una nota informativa de Obras Públicas, en una pasada oportunidad la autoridad gubernamental señaló que fue «bendecido con una máscara de buceo adaptada como respirador, gracias a la creatividad del personal médico, luego de sufrir la carencia de oxígeno como miles de bolivianos».

Arias fue internado en Cordes de la ciudad de La Paz el pasado 28 de julio por una infección respiratoria aguda y posteriormente dio positivo a COVID-19, lo que agravó su salud porque también sufre una enfermedad de base.