Reporte desde el Congreso Mundial de Diabetes 2019

Compartir:

Hasta ahora, lo que más hemos visto en el Congreso Mundial de Diabetes 2019 es la necesidad de prevenir la diabetes, el uso de nuevas tecnologías y las mejores formas hacer frente a sus complicaciones para proteger a las personas, las familias y la sociedad.

De acuerdo a los informes que se han mostrado, la prevalencia de la diabetes en el mundo ha alcanzado un 9,3%, y más de la mitad de estas personas no han sido diagnosticadas.

El aumento en la cifra de personas que tienen diabetes tipo 2 está impulsado por una interacción compleja de factores socio-económicos, demográficos, medioambientales y genéticos. Entre los principales contribuyentes están el urbanismo, una población cada vez mayor, la disminución de la actividad física y unos niveles cada vez mayores de sobrepeso y obesidad. Por razones que todavía no se conocen, la diabetes tipo 1 también está aumentando.

Realmente la diabetes se ha convertido en un grave problema de salud que tiene un enorme impacto socio-económico y que ya no se puede ignorar. Es preocupante ver como cada año hay más y más personas con diabetes. Hay mucho por hacer para prevenir la diabetes de tipo 2, diagnosticarla más temprano y prevenir sus complicaciones.

Cuando la diabetes no es detectada de forma temprana o no tiene un cuidado adecuado, las personas están en riesgo de desarrollar complicaciones graves y que incluso amenazan la vida, como ataques cardiácos, embolias, insuficiencias renales, ceguera y amputación de las extremidades inferiores. Esto lleva a una perdida de la calidad de vida, aumento de los gastos en la salud y un inmenso estrés a las familias.

Las cifras actualizadas a 2019 del total de quienes tienen diabetes en el mundo son 463 millones de personas y, está previsto que crezca hasta los 578 millones para el año 2030 y hasta los 700 millones para el año 2045.

La diabetes ya es una de las 10 principales causas de fallecimiento en el mundo, y de la mitad de los que mueren debido a la diabetes tienen menos de 60 años. Todos estos datos que estamos viendo son estremecedores y nos impulso a seguir trabajando arduamente, tanto a nivel individual, como poblacional, para disminuir la carga de la de la diabetes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.