Reúne tiempo para tu reunión: Qué hacer para evitar la sensación de “nos reunimos y no pasa nada”

Compartir:

A todos nos ha pasado, al menos una vez, que al terminar el día nos damos cuenta de que no logramos hacer todo lo que teníamos planeado, porque las horas se fueron agotando reunión tras reunión. Encuentros pesados en los que, la mayoría de las veces, no se logra avanzar  ni definir nada. ¿Entonces qué hacer para optimizar nuestro tiempo compartido con otros en el trabajo?

Los expertos dicen que hay algunas consideraciones que se deben tomar en cuenta a la hora de programar una reunión o un encuentro con otras personas con un objetivo común.

Primero marcar el día (fecha), hora, lugar o vía por la cual haremos la reunión.

Si formamos parte de una empresa, lo recomendable es enviar, a través de un correo, una invitación en la que se establecerá claramente todos estos detalles. La persona invitada aceptará la reunión y le quedará un recordatorio para el día de la cita.

En caso de que nosotros seamos los invitados, lo recomendable es aceptar, declinar o sugerir una nueva fecha, pero nunca dejar de contestar la invitación.

Cuando la reunión se desarrolla en nuestro “espacio” u oficina, es importante encontrar un lugar adecuado para el encuentro, una sala de reuniones, la mesita redonda de la oficina, recordemos que ya pasó de moda eso de que estar atrás del escritorio y el invitado en frente, ahora se emplea el estilo “colaborativo”, eso de acercarse y trabajar codo a codo.

Asegúrate de elegir y reservar el lugar de la reunión con tiempo, no queda bien hacer desfilar a la visita por todas las salas buscando un espacio y recuerda tomar en cuenta si en la cocina tienen algo para invitar a las visitas.

Antes de la reunión invierte un  momento en la preparación de la reunión, anota los puntos que quieres tratar y desarrolla mentalmente cada uno para ir directo al grano y sin pérdida de tiempo, eso es llevar la tarea hecha y ganar tiempo.

En caso de que seas tú el invitado o la invitada, esperemos que tu anfitrión haya leído este artículo.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario