Ayer, en las instalaciones de HP Medical, se rindió homenaje póstumo a los médicos caídos en la batalla contra el coronavirus, acto que contó con la presencia del secretario general de la Gobernación, Roly Aguilera, y el director del Sedes, Marcelo Ríos, en el que recibió un reconocimiento la familia del doctor Roberto Tórrez, ex jefe de Epidemiología de la institución departamental de salud.

En la oportunidad, Aguilera expresó que la mejor manera de honrar a los médicos que dieron su vida prestando este servicio por los demás es no bajar la guardia en el cuidado y prevención contra este virus, y para ello instó a seguir manteniendo las medidas de bioseguridad, como el uso del barbijo y el distanciamiento social. “Mientras no haya una vacuna, nosotros prácticamente estamos conviviendo con el virus. Y en este momento que se vive una meseta es cuando debemos ser más responsable”, agregó.

Resaltó que una de las medidas para evitar el rebrote presentado en otros países más desarrollados que Bolivia, es el reporte diario de la epidemia brindado por el director del Sedes, en el cual insistentemente se aconseja en seguir aplicando las medidas de bioseguridad.

Fuente: Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz