Gobernador: “Hemos flexibilizado las medidas a fin de evitar la fatiga, el cansancio que genera esta nueva normalidad, sin embargo, no debemos bajar la guardia, no debemos confiarnos, no debemos confundir las libertades que tenemos con acciones irresponsables de una minoría; los padres debemos controlar a nuestros hijos, los ciudadanos debemos controlarnos (…)

En la reunión ampliada del COED del domingo 27 de septiembre, en sus instalaciones, se evaluaron las medidas y actividades efectivizadas por las instituciones que conforman el ente departamental, las cuales  han mostrado buenos resultados, fruto de la acción interinstitucional, de la unidad de los tres niveles del Estado, dentro marco del Plan Departamental de Contingencia y el compromiso por la salud, motivo por el cual, la medida principal es la ampliación del horario de transporte público y privado hasta las 21:00, de lunes a domingo, y la circulación de las bicicletas hasta la medianoche, además de otras medidas que serán anunciadas en las próximas en el Gobierno  municipal, dentro de su competencia.
El gobernador Rubén Costas, que preside el COED, enfatizó que se mantiene la meseta epidemiológica, es decir, un número de casos permanente sin muchos cambios, y de manera favorable se apunta a una tendencia al descenso en la última semana.
Sin embargo, según observación del comportamiento de la pandemia Francia, España, Grecia, Dinamarca, Reino Unido, Italia y Alemania), pese a la experiencia previa del virus y a sus capacidades económicos para enfrentarlo, de estos siete países, algunos están iniciando y otros sufriendo la denominada “segunda oleada” o “rebrote” del Covid-19.
En este sentido, Rubén instó a permanecer atentos y en alerta, y ante la inminencia de una “segunda oleada”, aconsejó que debemos aprovechar esta meseta epidemiológica para prepararnos y planificar, motivo por el cual ya se trabaja para fortalecer la capacidad de respuesta de los establecimientos de salud, segundo y tercer nivel, a fin de conseguir ese punto de equilibrio necesario para con anticipación mitigar lo más posible el efecto de un rebrote.
Ante esta situación, la primera autoridad del departamento insistió en que la única manera de evitar más sufrimiento y más enfermos es disminuir la propagación del virus, y eso depende en sobremanera del comportamiento de nuestra población. “Hemos flexibilizado las medidas a fin de evitar la fatiga, el cansancio que genera esta nueva normalidad, sin embargo, no debemos bajar la guardia, no debemos confiarnos, no debemos confundir las libertades que tenemos con acciones irresponsables de una minoría; los padres debemos controlar a nuestros hijos, los ciudadanos debemos controlarnos (…), aseguró.
Ante ello, sostuvo que debemos aplicar el distanciamiento social, usando de forma adecuada el barbijo, higienizando nuestras manos y evitando las aglomeraciones. «Las autoridades seguiremos fortaleciendo el sistema para beneficio de la población”, agregó Costas.
Fuente: Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz