24 de septiembre de 2020

Rubén pide mostrar al mundo el paraíso natural de la Chiquitania, y destaca la sencillez y religiosidad de su gente

Compartir:

Entre la entrega de obras en la Chiquitania desde este fin de semana, a cargo del gobernador Rubén Costas, también está la restauración de la iglesia misional de Santiago de Chiquitos, ocasión en la cual la la primera autoridad del departamento destacó que las reliquias del templo, como su pórtico tallado con motivos jesuíticos, las imágenes del Espíritu Santo, ángeles y santos, representan una joya que hay que mostrarla al mundo para que se conozca este pueblo que vive y que siente su tradición, su fe y su religiosidad. “Es una belleza de lo que significa este templo de Santiago de Chiquitos (…), no pierdan nunca esa fe, sus tradiciones, su identidad, el compromiso que tienen con la naturaleza», afirmó.

En este sentido, pidió a los santiagueños y a los chiquitanos en general que no pierdan nunca el derecho por el cuidado de los recursos naturales, porque este es un paraíso”, refiriéndose principalmente al Valle de Tucabaca, que fue muy bien cuidado y protegido el año pasado cuando estuvo en peligro por los incendios forestales.

De la misma manera, resaltó que la gente santiagueña es especial por su sencillez. “La gente es tan cariñosa en este pequeño paraíso, en esta reserva única en el mundo que es el Valle de Tucabaca. No saben lo lindo que es llegar a Santiago y que la gente salga de su casa y hasta media puerta salude y demuestre ese afecto, y que digan ‘hola Rubén o cómo le va Gobernador. ¡Y que viva el santo patrono Santiago y nos dé bendiciones a todos!”, finalizó su discurso con motivo de la restauración de la iglesia.

Deja un comentario