El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, declaró este viernes en coordinación con el Comité de Crisis emergencia departamental debido a los incendios y la sequía que afecta a varias zonas.

«Declaro mediante el decreto departamental 322, con vigencia hasta el 31 de diciembre del 2020, la declaratoria de desastre departamental», informó luego de reunirse con el ministro de Defensa, Fernando López, y otras autoridades departamentales.

Costas dijo que las condiciones meteorológicas actuales, además de los pronósticos, no son favorables, por eso necesitan «sumar más esfuerzos económicos».

Agregó que la declaratoria es para proteger la vida y la integridad de las personas, el patrimonio natural de los recursos naturales, la biodiversidad, la salud y la seguridad alimenticia y económica de esa región del oriente del país.

Con la misma declaratoria, prosiguió la autoridad departamental, permitirá gestionar recursos humanos, técnicos y logísticos necesarios del Gobierno nacional.

Detalló que en el departamento de Santa Cruz hay 831.007 hectáreas afectadas por el avance del fuego y existen 34 incendios activos, de los cuales Copaibo, en Concepción; Santa Rita, Santa Fe y Santa Fe del Caribe, en San Matías, tienen más de 20 días activos.