El Servicio General de Identificación Personal (Segip) de Trinidad decidió suspender la atención al público hasta nuevo aviso porque sus oficinas sufrieron graves daños durante la tormenta con vientos huracanados y granizo.

«Debido a los fuertes vientos, granizada y la torrencial lluvia que cayó el sábado, nuestras instalaciones sufrieron graves daños, por ello, estamos suspendiendo la atención al público a partir del lunes hasta nuevo aviso», informó este domingo la directora departamental del Segip, Viviana Suárez.

La funcionaria detalló que los fuertes vientos, incluso, se llevaron el techo de sus oficinas y la torrencial lluvia mojó todos los equipos y documentos que se encontraban en los escritorios.

Agregó que luego, para evitar posibles incendios u otros incidentes en los equipos informáticos, lo que único que se hizo fue desconectar la energía eléctrica.

«Pero, para la tranquilidad de la ciudadanía, lo importante es que toda la información que tenemos está en nuestra base de datos, aunque sí hemos sufrido daños considerables», insistió.