Los sepelios en el Cementerio de La Paz se incrementaron en algo más de 400% durante el mes de julio frente al promedio regular de inhumaciones de 450 que reportaba el camposanto hasta antes de la pandemia, informó el director Municipal de Servicios Públicos Martín Fabbri

Precisó que solo durante el mes de julio el número de entierros fue de 2.100, tanto por COVID-19 como por otras causas. En agosto, la cantidad de sepelios disminuyó a 1.097 y para septiembre se prevé que sean 1.000, según cálculos de la comuna.

En previsión de los posibles 1.000 entierros para este mes, la administración del camposanto solicitó a los familiares de sepultados con plazos de permanencia vencidos actualizar la validez del servicio.

«Parientes de los sepultados en enero y febrero de los años 2012, 2013, 2014 y 2015 deben contactarse con la administración del camposanto a fin de regularizar la prestación del servicio, de lo contrario los cuerpos serán trasladados a depósitos de restos para su cremación», precisó.

Los usuarios deben contactarse con a los números de teléfono 2455259 – 2650049 en horarios de 08.30 a 14:30 de lunes a viernes.

«Habilitaremos nuevos días y nuevos horarios para su atención (…) para ver si van a ser servicios de revalidaciones, traslados o cremaciones para inmediatamente tomar las decisiones», apuntó Fabbri.

La atención en el área administrativa del Cementerio General está sujeta al estricto cumplimiento de medidas de bioseguridad, para evitar aglomeraciones en sus predios la atención será vía teléfono, puntualizó la autoridad.