El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, reiteró en las últimas horas que se está realizando un proceso electoral con mucha transparencia, después de que el Movimiento Al Socialismo (MAS) amenazó con tomar el poder por la fuerza en caso de que se registre un intento de «fraude» en las elecciones del próximo 18 de octubre.

«El TSE está concentrado en llevar adelante un proceso electoral limpio y transparente, un proceso electoral técnicamente sólido y políticamente imparcial; a lo largo de todos estos meses se ha trabajado en esa dinámica, además con mucha transparencia, con acciones innovadoras que han permitido que las fuerzas políticas, pero también la sociedad, puedan apreciar de cerca todo el esfuerzo y todo el trabajo del Tribunal Supremo y los Tribunales Departamentales», dijo Romero.

Agregó que se compartió de manera muy amplia toda la información sobre las actividades que se están desarrollando e incluso por eso se abrieron los laboratorios que han permitido observar el padrón electoral.

De igual modo, «la misma jornada de votación será ampliamente observada tanto por misiones de observación internacional, como por plataformas de asociaciones que acá en Bolivia se están acreditando ante el TSE para poder realizar esta observación, por lo tanto, es un proceso electoral abierto, un proceso electoral transparente a la mirada del conjunto del país», insistió en una entrevista con Cadena A.

En ese contexto -según Romero- no existe ningún indicio de que no se esté trabajando de manera correcta y abierta en las actividades del organismo electoral.

Remarcó que el ente electoral está plenamente comprometido con respetar la voluntad popular y todos los resultados de las elecciones serán «el fiel reflejo» de lo que expresará la población en las urnas el domingo 18 de octubre.

Por eso también «hacemos una exhortación al conjunto de los actores políticos, sociales, regionales y a la ciudadanía a actuar con tranquilidad, a llegar con un espíritu de serenidad a la jornada de votación y luego esperar con esa misma tranquilidad la difusión de los resultados preliminares y sobre todo el establecimiento del cómputo oficial y definitivo de los resultados», puntualizó.

El pasado jueves, en una concentración realizada en Oruro, el dirigente minero afín al MAS Orlando Gutiérrez advirtió con pasar de la resistencia a la toma del poder «a buenas o malas», ante cualquier intento de «fraude».

Luego, el dirigente cocalero y candidato a senador por el MAS, Andrónico Rodríguez, añadió que, si se registra alguna irregularidad, «el pueblo boliviano, en las calles, recuperará el poder».

Sin embargo, la presidenta Jeanine Áñez pidió «a los violentos que desprecian la democracia» que no provoquen porque el Gobierno hará respetar el voto ciudadano.

«Vamos hacer respetar el voto ciudadano, si los violentos nos provocan, como provocaron en noviembre y como provocaron en agosto, va a tener sus consecuencias, así que mejor respeten la democracia, respétennos a los bolivianos que queremos vivir en paz, porque no se los vamos a permitir», advirtió la Jefa de Estado, en un acto realizado ayer.