Una comisión parlamentaria de Bolivia ve corrupción en una compra en España

Compartir:

Una comisión parlamentaria en Bolivia aprecia corrupción en casos como una compra en España de respiradores clínicos con supuesto sobreprecio.

La comisión concluyó este miércoles un informe sobre varios casos de adquisición de insumos médicos en medio de la emergencia sanitaria por la COVID-19, en el que concluye que se «cometieron muchas vulneraciones» y «alteraciones de precios y en los procesos».

«Lo que lleva a actos de corrupción flagrantes que son muy claros», dijo el presidente de la comisión, Ciro Zabala, senador por el Movimiento Al Socialismo (MAS), citado en un boletín del Senado.

La comisión mixta de parlamentarios que investigó estas adquisiciones por parte del Gobierno transitorio concluyó su trabajo y presentará el informe final al pleno de la Asamblea Legislativa la próxima semana.

Esta investigación analizó la adquisición de 175 respiradores adquiridos en España a través de la intermediaria IME Consulting en una compra por cerca de 4,7 millones de dólares, que llegaron a Bolivia en mayo pasado, donde se denunció que hubo un sobreprecio de cerca 3 millones de dólares.

También abarca la adquisición de otros 324 respiradores procedentes de China, la compra, provisión y distribución de insumos y material, además de la falta de oxígeno medicinal que se produjo en el país durante unas protestas sociales en agosto que incluyeron bloqueos de carreteras.

Zabala señaló que llamó la atención que en órdenes de compra, procesos de contratación y distribución figuren «personal subalterno de algunas instituciones», ya que «no cualquiera puede entregar un equipo o hacer una compra».

La investigación judicial de este caso está en su etapa final y se espera que en las próximas semanas la Fiscalía boliviana presente la acusación y se inicie juicio.

Por este caso hay dos detenidos preventivamente y otros cinco con detención domiciliaria, incluidos el exministro de Salud Marcelo Navajas y el excónsul de Bolivia en Barcelona (España) Alberto Pareja.

La Fiscalía los investiga por presuntos delitos como contratos lesivos al Estado, contra la salud y asociación delictiva.

Bolivia pagó cerca de 2,2 millones de dólares por la adquisición de los respiradores españoles y el Gobierno transitorio busca conciliar con la intermediaria para la devolución del dinero.

Este caso es considerado como el mayor escándalo de supuesta corrupción del Gobierno interino de Jeanine Áñez.

Deja un comentario