«Hemos trabajando duro, estamos haciendo un sacrificio grande para dar una alegría al país y soñar con el mundial» dijo Gabriel Valverde.

Con la seguridad de que todo el trabajo realizado ha sido de gran provecho y con el objetivo de sacar un gran resultado ante Brasil, la Selección Nacional está lista para su primer desafío este viernes ante Brasil, según afirmó el defensor central Gabriel Valverde.

“Sabemos que todo este tiempo que hemos estado encerrados ha sido muy duro, hemos hecho un gran sacrificio para llegar a estas instancias, con la mano de Dios y todo el trabajo que venimos realizando hay que demostrar en este partido ante Brasil, sabemos que es un partido muy duro pero lo sacaremos adelante con la bendición de Dios”, afirmó el central de The Strongest y de la Verde.

El día a día ha sido aprovechado muy bien por todos los jugadores, aunque Valverde reconoce que fue bastante duro.

“En toda mi carrera no había trabajado todo lo que he trabajado este tiempo, gracias a Dios me tocó estar aquí, nunca se termina de aprender, gracias a Dios este tiempo que estuve encerrado me dio un aprendizaje de vida y en el campo de juego aprendí muchas cosas que no lo había trabajado en todo el tiempo que estuve en el fútbol”, remarcó con absoluta seguridad.

Eso le permite ver con confianza el partido inicial en las clasificarias ante Brasil.

“Confió mucho en mis compañeros, en la Selección, y, el día del partido con Brasil vamos a demostrar que es otra Bolivia”, aseguró Valverde.

A diferencia de otras ocasiones y sin querer entrar en comparación, el defensor central afirmó: “Creo que Bolivia tiene un equipo ahora, una selección fuerte, físicamente, tácticamente, futbolísticamente y mentalmente también, hemos venido trabajando duro, dejamos de lado nuestra familia casi 50 días, hay que hacer valer eso, estamos haciendo un sacrificio grande para dar una alegría al país y soñar con clasificar al mundial”.

Fuente: Federación Boliviana de Fútbol